Menú de pescado en Porto San Paolo

El Ristorante la Conchiglia Pizzeria da Enrico utiliza como materia prima el pescado fresco y los platos cambian según el día. El menú de pescado en Porto San Paolo presenta grandes clásicos, como el frito mixto o la ensalada de atún, y ricos y variados platos tradicionales. A diferencia de los platos a base de carne y queso, la tradición ligada al mar en Sardeña nace más tarde y viene de la mano de los pueblos que la conquistaron. En particular se debe a españoles y genoveses algunas de las más coinocidas recetas, entre las que destaca la cassola, una sopa de pescado, y el mazzamorru, sopa hecha a base de pan, antiguamente alimento de los marineros españoles. Variadas son las sopas del menú de pescado en Porto San Paolo de Ristorante la Conchiglia Pizzeria da Enrico, normalmente acompañadas de tomate y especias.
De la tradición genovesa se ha conservado la burridda, una especialidad a base de galludo y una salsa hecha con aceite, ajo, pan rallado, piñones y nueces. De Sicilia llegan las recetas a base de pez espada. Otros platos típicos de la isla son las lubinas, los dentones comunes y las doradas. De hecho, muchos son los platos que se derivan de de este pescado, como la mencionada bottarga, el corazón de atún y el filete de pescado. Los pescados azules más pescados son las anchoas, normalmente cocinadas rellenas, y los crustáceos, como la famosa langosta de Alghero, y los moluscos. Las angulas se preparan asadas o a la brasa.
En Sardeña es habitual la pesca de río, siendo la especialidad más típica la merca, es decir, pez conservado en agua salada y aromatizado con una especia local.
Además de las especialidades de pescado, el Ristorante la Conchiglia Pizzeria da Enrico propone una gran variedad de platos de carne, como el cerdo asado aromatizado con tocino. Además del asado, con el cerdo se preparan muchos embutidos, como el jamón, que en Sardeña tiene un perfume salvaje, el de jabalí, cuya carne se prepara con pimienta, semillas de hinojo y sumergido en vinagre. Tradicinalmente se dejaba curar en las cocinas cerca del fuego, en modo que se ahumase poco a poco. La salchicha de cerdo se puede comer tanto cruda como asada o incluso ccocida en la salsa de tomate, transformada de este modo en salsa para la pasta. La más conocida de las pastas sardas son los malloreddus, una pasta con forma redondeada. Además, son tradicionales las pastas rellenas como los culingiones y los ravioli o angiulottus, con ricotta, patata o carne.