Platos típicos sardos en Porto San Paolo

Ristorante la Conchiglia Pizzeria da Enrico es un restaurante que propone multitud de platos típicos sardos en Porto San Paolo, especialidades a base de pescado y/o marisco y pizzas. Tradicionalmente, este tipo de cocina mediterránea se hace con productos provenientes tanto del mar como de la tierra y dado que la isla fue colonia fenicia o pisana, entre otros muchos pueblos que la conquistaron, en su cocina se pueden apreciar estas influencias. Se pueden reconocer tres tradiciones gastronómicas diferentes: fenicio-romana, genovesa-pisana y catalana, que comprende la zona que va desde Alghero hasta Bocche du Bonifacio.

Quizá el producto más típico y famoso en el mundo es la bottarga, hecha con huevas de pescado y que sigue un proceso que la convierte en una especie de pan cortado en finas rebanadas. Además, la bottarga acompaña a la pasta, que en este caso se adereza con ajo y aceite de oliva extravirgen.

Ristorante la Conchiglia Pizzeria da Enrico propone también platos típicos de la cocina sarda en Porto San Paolo a base de carne, unos platos qwue curiosamente cambian tanto en el nombre como en los ingredientes que se usan según la zona de la isla. Uno de los símbolos de Sardeña es el pan carasau, cuyos orígenes se remontanb a la noche de los tiempos.
Usado antiguamnete por los pastores, es un pan caracterizado por ser fino, crujiente y de larga conservación. Tanto este pan, como su variante guttiau, se obtienen gracias a una doble cocción que lo convierte en un disco realmente fino.
Si se habla de embutidos, es característico el jamón de jabalí, acompoñado de setas, aceitunas y quesos. Siendo un pueblo de pastores, el queso es un elemento básico de la cocina y entre ellos destaca el queso de cabra, fresco o curado, como por ejemplo el casizolu asado o con miel.
Entre los muchos platos propuestos Ristorante la Conchiglia Pizzeria da Enrico destacan los spaghetti all’algherese, acompañados de salsa de almejas, alcaparras, orégano, tomate y `perejil, y la fregola del Pescatore, antiquísima receta que se remonta a los tiempos en que los pescadores llevaban a casa las sobras de la captura diaria y dado que no se desperdiciaba nada, las mujeres lo añadían a la fregola, pasta típica de la región, añadiendo al pescado aceite de oliva, tomates y especias. Hoy en día, el pescado que se utiliza para elaborar este plato es de primera calidad, pudiéndose utilizar mejillones, calamares, gambas y muchos otros ingredientes según la creatividad del chef.
De especial importancia, a parte de los platos anteriormente mencionados, son los postres, preparados en ocasión de las fiestas religiosas. Este es otro de los mnotivos por los que los ingredientes seleccionados son el queso fresco, la ricotta, la cuajada, la miel, los limones, las naranjas, las almendras, la pasa y la manteca. Entre los dulces que se pueden degustar encontramos la Sa Seada, que al igual que la tarta Is Pardulas, contiene el queso fresco envuelto en una pasta y aromatizado con limón. Una vez preparada la Sa Seada se frie y se recubre con miel, así como las Sas Urillettas, hechas a base de harina y huevo. A base de miel se prepara también la S’aranciáda, hecha con la piel de la naranja y las almendras tostadas. No se puede olvidar, de entre los postres hechos a base de almendras, la Sos Coricchedos, Sos Maricosos y Sos Guerfos.